ALTA ESPECIALIDAD EN UROLOGIA®
 
 
 
 
 
 
 

Especialistas en enfermedades urológicas

Contáctenos
¡Tu salud es muy importante para nosotros!
 
 
 
En Alta Especialidad en Urología® ponemos a su disposición la atención personalizada de un prestigioso médico urólogo en CDMX para el diagnóstico y tratamiento eficaz de su padecimiento, incluyendo:
 
ENFERMEDADES UROLÓGICAS

  • Impotencia sexual
  • Problemas de erección
  • Eyaculación precoz
  • Disfunción eréctil
  • Cáncer de próstata
  • Hiperplasia prostática
 
PROBLEMAS DE VEJIGA

  • Cálculos renales
  • Piedras en los riñones
  • Próstata inflamada
  • Sangre en la orina
  • Incontinencia urinaria
  • Infección urinaria
  • Cistitis. Inflamación de la vejiga urinaria
 
CIRUGÍA PROSTÁTICA

Existen varias técnicas para realizar esta cirugía. la gran mayoría de las veces es posible realizarla a través de la uretra (mínima invasión), siempre y cuando no existan indicios de cáncer de próstata.

La cirugía a través de la uretra (caño de la orina) se conoce como resección transuretral prostática o RTUP, está reservada para próstatas de pequeño a moderado tamaño.

La cirugía por cáncer de próstata se conoce como prostatectomía radical. y puede realizarse por técnica de mínima invasión (laparoscopía o asistida por robot) o por técnica abierta (cirugía convencional).

En Alta Especialidad en Urología® contamos con un amplio dominio de todas las técnicas posibles para operar la glándula prostática.

Somos un grupo multidisciplinario de médicos que contamos con la más alta tecnología y todo el equipo necesario para adecuar al paciente la técnica que más le beneficie y logre los mejores resultados.


ANTÍGENO PROSTÁTICO ESPECÍFICO

El antígeno prostático específico (APE) es un marcador biológico (biomarcador) secretado de manera normal por la glándula prostática. Se usa para una búsqueda intencionada de cáncer de próstata.

Dicho chequeo debe iniciarse a los 50 años (dependiendo si hay o no historial de cáncer de próstata en la familia del paciente).

El APE es una herramienta diagnóstica. No es una meta “bajarlo” como si fuese glucosa (azúcar) o colesterol. de presentarse una elevación del mismo, estamos obligados a determinar la causa de dicha elevación.